ComunicacionesEditorialNoticias

“Tengo derecho a que se cumplan mis derechos”

por 12 noviembre, 2019 Sin comentarios

SEMANA DEL PREMATURO : 11 AL 17 DE NOVIEMBRE DE 2019

ALAPE se suma a la iniciativa de la SEMANA DEL PREMATURO que pretende crear conciencia sobre los derechos de los niños y niñas que nacen “antes de tiempo”, y movilizar a los miembros de los equipos de salud y a la comunidad toda, para garantizar su protección y cumplimiento efectivo.
La prematurez es la causa principal de ingreso a las unidades de cuidados intensivos neonatales y ejerce una marcada influencia sobre la mortalidad infantil.
En 2010 fueron identificado diez derechos esenciales de los recién nacidos prematuros, que constituyen el Decálogo de los Derechos del Prematuro y han dado forma a los temas centrales de cada campaña a lo largo de la última década. Los derechos han sido definidos de la siguiente manera:

  1. La prematurez se puede prevenir en muchos casos por medio del control del embarazo al que tienen derecho todas las mujeres.
  2. Los recién nacidos prematuros tienen derecho a nacer y ser atendidos en lugares adecuados.
  3. Tienen derecho a recibir atención adecuada a sus necesidades, considerando sus semanas de gestación, peso al nacer y características individuales.
  4. Tienen derecho a recibir cuidados de enfermería de alta calidad, orientados a proteger su desarrollo y centrados en la familia.
  5. Tienen derecho a ser alimentados con leche materna.
  6. Tienen derecho a la prevención de la ceguera por retinopatía del prematuro (ROP)
  7. Un niño prematuro de alto riesgo tiene derecho a acceder a los programas especiales de seguimiento.
  8. La familia de un recién nacido prematuro tiene pleno derecho a la información y a la participación en la toma de decisiones sobre su salud a lo largo de toda su atención neonatal y pediátrica.
  9. Tienen derecho a ser acompañados por su familia todo el tiempo.
  10. Tienen el mismo derecho a la integración social que los que nacen a término.

ALAPE llama a sus Sociedades Miembro a difundir dicho decálogo y trabajar con la comunidad para lograr la plena vigencia de los derechos de todos los niños y niñas prematuros. Conocer sus derechos nos ayuda a reflexionar sobre cómo podemos reclamar su cumplimiento, desde el lugar en que a cada uno nos toca actuar en la sociedad civil.