alape


 
Ubicación: Calle Santiago Nº 72, Zona Universitaria, Santo Domingo, República Dominicana.
Tel: +(809) 688-9414
Fax: (809) 685-9200

Ver mapa mas grande
Sitio Web: www.alape.org
E-mail: info@alape.org
Webmaster: Dr. Ariel Melamud

 
24 de Abril
Día Mundial contra la Meningitis

Sumándose a la propuesta de la Confederación de Organizaciones de la Meningitis y otras iniciativas, entre ellas 24 horas. Juntos contra la enfermedad meningocócica, ALAPE invita a unirnos para luchar contra esta enfermedad.

24 horas. Juntos contra la enfermedad meningocócica es una iniciativa educativa que busca informar y acercar recursos para que toda la comunidad se involucre y ayude a prevenir la meningitis por meningococo, una enfermedad devastadora, potencialmente mortal y discapacitante que puede desencadenar consecuencias severas, en tan sólo 24 horas, tras la aparición de los síntomas. La meningitis por meningococo debe ser siempre considerada una urgencia médica. 

La enfermedad meningococica, puede ser mortal en el 50% de los casos no tratados o no tratados a tiempo. Incluso cuando se diagnostica tempranamente y recibe tratamiento adecuado, un 5 a 10% de los pacientes fallece. En su forma más grave, la enfermedad meningocócica, puede derivar en una septicemia meningocócica, que se caracteriza por una erupción cutánea hemorrágica y el colapso circulatorio rápido. De los casos que desarrollan sepsis o meningococcemia, se estima que la mortalidad es del 40%.

Los humanos son el único reservorio de la bacteria Neisseria meningitidis. Aproximadamente entre el 8 y 25% de la población podría ser portadora del meningococo en algún momento dado. Es frecuente que los adolescentes y los adultos jóvenes porten la bacteria en sus gargantas sin padecer la enfermedad, sin embargo, al transmitirla a los susceptibles, la enfermedad es severa y potencialmente mortal.

Sólo el 5% de toda la meningitis por meningococo se produce en niños y adultos con factores de riesgo. El 95% restante son individuos previamente sanos. La bacteria se transmite de persona a persona a través de las secreciones respiratorias o de la garganta. Los modos de contagio pueden ser besos, estornudos, tos, el compartir cubiertos o vasos u otro tipo de vajilla y convivir con mucha gente en lugares pequeños.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la meningitis causada por meningococo como una infección bacteriana grave de las meninges. Por la severidad que representa la enfermedad, debe siempre ser considerada como una urgencia médica. Debido a que se asemeja a muchas otras enfermedades virales, la enfermedad meningocócica puede ser difícil de reconocer, especialmente en su estadío temprano. Entre los síntomas más frecuentes se encuentran: fiebre súbita y elevada, fuerte dolor de cabeza y rigidez en el cuello, cefalea, fotosensibilidad y vómitos. 

Aun detectándose tempranamente y brindándole tratamiento, una persona afectada por la meningitis por meningococo podría morir en 24 hs o quedar incapacitada. Se han identificado 12 serogrupos de Neisseria meningitidis, cinco de los cuales (A, B, C, W135 e Y) son altamente virulentos y expresan una distribución geográfica variable y cambiante.

Los serogrupos migran de país a país a través de sus portadores, las personas. Cuando estos serogrupos arriban a un nuevo país pueden potencialmente combinarse con otros y volverse más virulentos. El cambio de frecuencia de los serogrupos es conocido como variabilidad de los serogrupos. En los últimos años, en Latinoamérica, se ha registrado un cambio en los patrones epidemiológicos.  Brasil, que históricamente ha registrado una prevalencia de los serogrupos B, hoy muestra un incremento del serogrupo C y del W-135. El serogrupo B se encuentra en descenso en América Latina desde hace 3 años. Argentina ,Chile y Uruguay son otros países que muestran un incremento del serogrupo W135. Aunque al igual que en Colombia, también se ha evidenciado una emergencia del Y.

Adicionalmente se han identificado serogrupos  C y W135 relacionados con el complejo ST-11, causa potencial de brotes o epidemias. En cuanto al serogrupo W135, es preocupante la situación epidemiológica, no sólo por la probabilidad de brotes epidémicos, sino también porque ocasionaría mayor mortalidad, como ocurrió en Chile en 2012, donde hubo una mayor circulación de este serotipo.

Actualmente en América Latina hay vacunas disponibles que previenen contra 4 de los 5 serogrupos con mayor circulación y virulencia, A, C, W135 e Y. Una vacuna contra el serogrupo B fue recientemente registrada en Europa. La vacunación es la estrategia más efectiva para impedir la enfermedad y disminuir el problema de alud pública que plantea el meningococo. Debido a que la adquisición de la bacteria N. meningitidis entre los individuos vacunados se reduce, la carga total de la portación de la bacteria en una población también disminuye. Esto reduce la probabilidad de que haya una diseminación bacteriana y, además, sirve de base para la inmunidad de rebaño, es decir, que las personas no vacunadas tengan menos riesgo de contraer la enfermedad pues los individuos vacunados tienen menor probabilidad de albergar la batería y transmitirla.

Actualmente hay vacunas en el mercado que previenen contra 4 de los 5 serotipos con mayor circulación y virulencia, A, C, W135 e Y, se denominan conjugadas. Algunas de las vacunas pueden ser suministradas a partir de los 9 meses de edad y hasta los 55 años. 

Nuestro compromiso como pediatras en la lucha contra la enfermedad meningocócica es importante. Haz correr la voz. Tú eliges la manera. Por  Facebook, por Twitter o simplemente informando a tus pacientes, familia y vecinos. Recuerda que esta enfermedad puede ser devastadora en tan solo 24 horas. La vacuna es importante para que esas 24 horas nunca sucedan.



 

 


 
 

Google


Buscar en la Web
Buscar en ALAPE













 

 
 
 
 
Facebook Twitter
 
"Por el Bienestar y la Felicidad del Niño y la Familia de América Latina y de los países miembros"
 
 
ALAPE . Copyright 1999- 2017© . Prohibida su reproducción .
Todos los derechos reservados