alape


 
Ubicación: Calle Santiago Nº 72, Zona Universitaria, Santo Domingo, República Dominicana.
Tel: +(809) 688-9414
Fax: (809) 685-9200

Ver mapa mas grande
Sitio Web: www.alape.org
E-mail: info@alape.org
Webmaster: Dr. Ariel Melamud








 
ALAPE apoya la lactancia materna

Del 1 al 7 de agosto se celebra en más de 170 países la Semana Mundial de la Lactancia Materna, destinada a fomentar la lactancia materna, o natural, y a mejorar la salud de los bebés de todo el mundo. Se conmemora así la “Declaración de Innocenti", firmada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en agosto de 1990 con el fin de proteger, promover y respaldar la lactancia materna.

A pesar de ser bien conocidos los beneficios de la lactancia materna o la alimentación al pecho, tanto en en el niño como en la madre (es gratuita y de fácil acceso en todo momento, ofrece todos los nutrientes que el niño necesita los seis primeros meses de vida, protege contra la diarrea y las enfermedades comunes de la infancia, reduce el riesgo de sobrepeso y obesidad en la infancia y en la adolescencia, se ven niños más inteligentes y seguros que aquellos que no son amamantados o lo son solo por períodos cortos, y en la madre puede prevenir el cáncer de seno y podría disminuir el riesgo de diabetes y el de cáncer de ovario) la realidad es que en la región y, en general, en el mundo actual no hay un ambiente favorable para que las madres amamanten. Para sensibilizar y contribuir al cambio, el tema de esta año es "Juntos podemos hacer sostenible la lactancia materna”

Aunque el contacto directo piel a piel del niño con la madre ayuda a iniciar la lactancia (disminuido por la “epidemia” de cesáreas innecesarias en la región) y la postura inmediata del niño al seno favorece que reciba el calostro y fomenta el apego, las razones por las que una mujer no amamanta a su bebé son múltiples, y no todas son debido a una decisión personal. Por lo tanto, todos tenemos un papel que desempeñar, desde los miembros de la familia hasta los encargados de formular políticas públicas de salud, como también nosotros, los profesionales de la salud, especialmente los pediatras y las organizaciones que nos representan, como ALAPE, para promover y mantener durante más tiempo la lactancia.

La postura del niño al seno y la alimentación con leche materna, además del entendible desconocimiento y ansiedad en los primeros días junto al su bebé recién nacido, están influenciadas por factores que van más allá del entendimiento y del deseo de la mamá. Por ejemplo, las mujeres enfrentan obstáculos para amamantar debido a la limitada o inexistente protección de la maternidad, así como por la implacable promoción y comercialización por parte de la industria de sucedáneos de la leche materna.

En las Américas, menos del 32% de los bebés son amamantados exclusivamente en los primeros 6 meses de vida. Este promedio regional oculta los avances en países específicos pero también enmascara el desafío para otros, que muestran poco o ningún progreso, y la exposición  de tremendas realidades en naciones y comunidades donde el tiempo de lactancia materna exclusiva llega en promedio solo a los 1,8 meses.

Todo debemos ayudar más para conseguir una lactancia exitosa y prolongada. ALAPE hoy está unida, en esta semana y todos los días, para favorecer el inicio de una vida saludable, por lo que insta a sus filiales y los miles de pediatras que su organización convoca en  Latinoamérica y el Caribe, España e Italia para trabajar juntos en superar los obstáculos que impiden que más niños y niñas apenas nazcan se pongan inmediatamente al pecho, disfruten de una lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de la vida y esta sea  sostenible en el tiempo, así como se compromete en fomentar el cumplimiento institucional y personal del código para promoción y comercialización de sucedáneos de la leche materna.

Consejo Directivo
Asociación Latinoamericana de Pediatría - ALAPE


SEMANA MUNDIAL DE LA LACTANCIA MATERNA 2017

Con mucho éxito se viene llevando a cabo, del 1ro al 7 de agosto, en la mayoría de países del mundo, actividades en pro del fomento y apoyo a la lactancia materna que se prolongarán, en muchos de ellos, durante todo el mes. El Lema de la semana elegido para este año es: “Construyendo alianzas para proteger la lactancia materna por el bien común, sin conflictos de interés”. Se trata de un llamado a todas las instituciones públicas y privadas, de la cooperación internacional, sociedades científicas, comunidades y familias para unir esfuerzos y potenciar el logro de avances significativos en la protección y defensa de la lactancia natural en toda comunidad.  Con el lema también queda claramente establecido que debemos estar alertas al hecho de que las empresas comercializadoras tienen conflicto de interés, pues como cualquier entidad privada su fin primordial es obtener réditos económicos y en este caso en particular la única manera de lograrlo es que la venta de sustitutos de leche materna se incremente. Por esta razón, es evidente su conflicto de interés y no es ético ni conveniente para el objetivo de las instituciones comprometidas con la salud de la niñez, aceptar la intervención de estas empresas en esta celebración. Es obvio que el marketing agresivo, con el que se conducen, confunde a las familias y muy especialmente a las madres, lo cual coadyuva al abandono temprano de la lactancia.

La Asociación Latinoamericana de Pediatría (ALAPE), institución que congrega a las sociedades pediátricas de América Latina hace un llamado a los directivos y pediatras que integran esta gran familia científica para que con su ascendencia y voz autorizada no sólo recomienden la lactancia materna; sino también que fomenten el contacto piel a piel, procuren la ligadura oportuna del cordón umbilical y el inicio temprano de la lactancia. Asimismo que ayuden a difundir que el dar de lactar y trabajar pueden ser muy compatibles y que la continuación de la lactancia con alimentación apropiada después de los seis meses y por lo menos hasta el segundo año de vida es muy saludable para madres y bebés tanto desde el punto de vista de su salud orgánica como socio-afectiva, en lo inmediato y en la vida futura. En tal sentido, es imperativo que todos fortalezcamos nuestras competencias para apoyar de manera efectiva una lactancia materna exitosa, como un derecho de las madres y sus hijos a disfrutarla.  

Pero adicionalmente, ALAPE invoca a los gobiernos de la región para que diseñen políticas y programas de apoyo a la maternidad y protección de la lactancia materna. En tal sentido es urgente asumir que la inversión económica, por parte de cada país, resultará muy rentable para la sociedad en su conjunto, si es direccionada a impulsar e implementar en el corto plazo el cumplimiento de los 10 pasos para una lactancia feliz y también lograr la certificación progresiva de establecimientos amigos de la madre y el niño.

La ciencia confirma por múltiples investigaciones recientes los grandes beneficios de la lactancia tanto para la madre como para su bebé, en los primeros meses y también más adelante en la vida. Existe también asociación directa, y a más tiempo de lactancia materna, mejores efectos, en alcanzar mayor cociente intelectual, menor mortalidad por infecciones y por cualquier causa, menor riesgo de mal-oclusión dental, otitis media, sobrepeso, maltrato y abandono infantil; así como menor riesgo de cáncer al ovario y de mama y de diabetes tipo 2, en las madres que amamantan.

Para finalizar cabe destacar que, anualmente y de manera ininterumpida en los últimos 25 años, del 1ro al 07 de agosto, WABA (World Alliance for Breastfeeding Action) promueve en todo el mundo la celebración de acciones de fomento, promoción y apoyo a la lactancia materna, la medida de Salud Pública más costo efectiva para la niñez. La evidencia científica reconoce que  su  práctica idónea, esto es, exclusiva en los primeros seis meses y continuada hasta los dos años ó más, con alimentación complementaria apropiada que incluya proteínas de origen animal para prevenir la anemia,  permite lograr el crecimiento y desarrollo óptimo de las niñas y niños durante la infancia temprana.

Roberto Rivero Quiroz
Vocal ALAPE (2015-2018)


Semana Mundial de Lactancia materna 2017

Las prácticas óptimas de lactancia materna benefician a todas las madres y los niños, independientemente de dónde viven o de su nivel de bienestar económico. En particular, se considera que la lactancia materna exclusiva es la piedra angular de la supervivencia y la salud infantil. No sólo proporciona todos los nutrientes necesarios para el crecimiento durante los primeros seis meses de vida, sino también la protección frente a muchas enfermedades infantiles que ponen en riesgo la vida, y protege frente a algunas enfermedades no transmisibles más tarde en la vida. La lactancia materna contribuye al desarrollo del niño, al logro educativo y al bienestar económico.

A pesar de tener tantos beneficios, en el mundo actual no hay un ambiente favorable para que las madres amamanten. Para sensibilizar y contribuir al cambio, el tema de este año de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se celebra del 1 a 7 de agosto,  es "Juntos podemos hacer sostenible la lactancia materna".

Cuando pensamos en la lactancia materna, pensamos en la madre y su bebé. Sin embargo, la lactancia materna exitosa depende de un esfuerzo colectivo, ya que las razones por las que una mujer no amamanta a su bebé son múltiples. Por tanto, todos tenemos un papel que desempeñar, desde los miembros de la familia hasta los encargados de formular políticas.

La lactancia materna ha sido vista durante mucho tiempo más como una cuestión del ámbito personal que como una responsabilidad social colectiva. Sin embargo, las prácticas de lactancia están influenciadas por factores que van más allá de su alcance. Por ejemplo, las mujeres enfrentan obstáculos para amamantar debido a la limitada o inexistente protección de la maternidad, así como por la implacable promoción y comercialización por parte de la industria de sucedáneos de la leche materna.

En las Américas, menos del 32% de los bebés son amamantados exclusivamente en los primeros 6 meses de vida. Este promedio regional oculta los avances en países específicos, algunos de los cuales han logrado progresos considerables en el aumento de las tasas de lactancia materna exclusiva. También enmascara el desafío para otros, que muestran poco o ningún progreso. El trabajo colectivo a todos los niveles podría acelerar el cambio necesario para hacer realidad el derecho de cada bebé a ser amamantado y el de cada mujer de amamantar sus hijos.

ESTRATEGIAS

Algunas de las iniciativas y estrategias que se pueden impulsar para lograrlo son:

  • Fomentar actitudes sociales positivas al abordar las percepciones erróneas sobre la lactancia materna y considerar la lactancia como una norma social;
  • Demostrar voluntad política incorporando la lactancia materna en programas para promover la salud materno-infantil y el desarrollo infantil, y prevenir las enfermedades no transmisibles e invertir en esos programas;
  • Proteger la lactancia materna frente a la promoción agresiva de sucedáneos de la leche materna mediante la promulgación y el monitoreo del Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna (Código)
  • Apoyar la lactancia en el lugar de trabajo, con la ratificación de la Convención 183 de la OIT
  • Asegurarse que todos los servicios de maternidad cumplen con la iniciativa de Hospitales Amigos del Niño.

Fuente de Consulta: Organización Panamericana de la Salud

 

 
 

Google


Buscar en la Web
Buscar en ALAPE













 
Facebook Twitter
 
"Por el Bienestar y la Felicidad del Niño y la Familia de América Latina y de los países miembros"
 
 
ALAPE . Copyright 1999- 2017© . Prohibida su reproducción .
Todos los derechos reservados